19.6.09

The evil inside me.

A veces me sorprendo de lo horrible que puedo llegar a ser.
Juego con la gente, la manipulo. Calculo cómo hacer lo que quiero a pesar de lo que sea. Miento. Les miento. A personas que me quieren, o al menos me aprecian.
Sé como provocar. Como hacerlo de tal manera que parezca que no lo hago, para que cuando llegue el momento, pueda salir de la situación sin demasiados daños.
Soy humana.
Y nunca dije que fuese buena.

6 comentarios:

  1. No sé, igual compensa :D

    ResponderEliminar
  2. Sí, podemos llegar a ser pobres moralmente. ¡A veces no importa!

    ResponderEliminar
  3. Dioses Ana, cualquiera que no te conozca podría pensar que es el "me" el que anda "inside" del "devil", y no al contrario.

    Mil besos y un abrazo(vez primera).

    ResponderEliminar
  4. Cariño, todos tenemos maldad sin que lo sepamos, pero depende de ti saber controlar a esa bestia, no dejes que eclipse la gran persona que tienes en ti

    ResponderEliminar
  5. fácil Ana!
    El demonio dentro tuya no es lo mismo que tu dentro del demonio. :)
    Es un royo simbióticoparasitario del Ernesto (creo)

    Besos!

    PD: No eres tan mala. A mi no me das miedo.
    PDD: Hay gente q lo llama "The dark passenger"

    ResponderEliminar
  6. Quique lo clavó con el royo simbióticoparasitario. Si usted se dice mala, entonces podría usar su expresión y, el diablo estaría dentro de su persona. Pero si realmente se cree mala, si es la maldad la columna en la que se asientan sus experiencias, entonces el diablo sería malo, si lo fuera, dado que se encuentra poseído por usted.

    Espero haberlo aclarado. Mil besos Anita (esto sigue contando como la 1ª)

    ResponderEliminar