20.10.08

Olores.

Entré en el baño, me senté en el inodoro, deambulé con la vista y lo vi.
Ahí estaba. Como el enemigo que se cuela en tu propio hogar.
Blanco y azul, mirándome.
No pude evitarlo.
Lo olí.

4 comentarios:

  1. Por favor, dime que no eran unos calzoncillos... >.<

    ResponderEliminar
  2. Con este tipo de posts me siento lerdísimo, porque nunca los pillo xD

    ResponderEliminar
  3. Y cuando no se puede evitar, no se puede evitar.

    ResponderEliminar
  4. Oh. Ooooooooooooooooooooooooh.

    Ah, carallo. Ahora todo encaja.

    No, yo tampoco podría haberlo evitado.

    ResponderEliminar