23.10.08

Absolut feeling.

No, no, no, esto tengo que contarlo.
Salía del campus donde está Medicina.
Mi ánimo estaba... raro. En stand by. Mal.

Y de repente, tuve un momento de felicidad plena.
Estaba saliendo, hacia el super para seguir con mi vida mundana. El camino pasa por entre unos arbustos. Escuchaba a los guardias de seguridad hablando en su caseta. Acababa de mirar por las ventanas de la biblioteca y de pensar que cómo cada vez que leo mis apuntes entiendo cosas que antes no entendía y que quizás por eso suspendí: por no entender.
A lo lejos, o no tanto, el ruido de los coches en la calle.
Olor a flores nocturnas, de esas que por mi barrio sólo se huelen de noche.
Brisa suave, temperatura ideal.
Y de golpe fui feliz.

Tuve que pararme del susto.

3 comentarios:

  1. ¡Ja! ¡Si pudiera decir a una chica lo que tiene que pensar, no escribiría en un blog llamado Misoginia! :P

    (Y, enhorabuena por tu momento de felicidad plena. Mucha gente se levanta por las mañanas sólo "por si hoy coincide").

    ResponderEliminar
  2. Esos momentos... son antológicos =)

    ResponderEliminar
  3. Espero que encuentres a diario más momentos como ese... y que se convierta en lo más normal del mundo, y así no tengas que pararte del susto.

    ResponderEliminar