30.4.09

Ay ay ay ay ay.

El bloqueo del escritor.
El miedo a la página en blanco.
El odio hacia una tarea en concreto.
Nada de eso y todo eso.
Sólo sé que ni siquiera soy capaz de poner un simple "Buenos días, queridos oyentes".
Y se supone que debo hacer magia.
Magia.

2 comentarios:

  1. Recuerda lo que decía el señor de los cacahuetes: Primero viene darle a la cabeza, luego quedarse en blanco y quererse morir y luego plop, surge :P

    ResponderEliminar
  2. Y si no haz lo que hago yo siempre. Cuando no se me ocurre nada, utilizo el propio bloqueo creativo como punto de partida. Por ejemplo, puedes hacer un guión sobre un escritor que tiene que entregar un texto para tal fecha y si no lo hace, su editor lo pone de patitas en la calle xD

    A no ser que ya te hayan fijado el tema o tengas que hacer una adaptación de un texto ya establecido. Pero si el tema ess libre, puedes empezar por ahí. Eso no quiere decir que al final vayas a hacer tu guión sobre este tema, pero el simple hecho de pensar en cómo este personaje podría resolver sus problemas obliga a "poner en marcha" la maquinaria y de ese proceso nace una idea que, ahora sí, se puede convertir en el material que uses luego. Lo más importante es hacer que el papel deje de estar en blanco, aunque sea rellenándolo con tonterías, porque en cuanto deja de estar en blanco parece que ya has dado un paso de gigante.

    A todo esto que no tengo ni idea de qué es lo que tienes que hacer, pero ya que has hablado de bloqueos creativos, yo te comento mi remedio personal xD

    ResponderEliminar