9.12.08

Pensamiento de escalera.

Ten cuidado, que me vas a dar con los picos en la cara.

Mire señora. No tengo la culpa de que mi paraguas sea grande.
No tengo la culpa de ser
bajita.
Pero sobretodo no tengo la culpa de que decida caminar pegada a mí en una de las aceras más grandes de mi barrio.

Así que vayase un poquito a la mierda, señora.
Y de paso, depílese el bigote, que ya va siendo hora.

3 comentarios:

  1. y no me mire con cara de gárgola!

    esta abuelitas sevillanas... ay!!

    ResponderEliminar
  2. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar
  3. Jajaja... Problemas con viejas impertinentes? :P

    ResponderEliminar