29.11.10

Evolución.

Me corté las uñas.
Me corté el pelo.
Mis faldas ahora son más largas.
Dejé de forzarme para usar zapatos de tacón.
Los vestidos ya no son tan ajustados.
Dejé de alisarme el pelo todos los fines de semana.
Estoy más cómoda saliendo con un vaquero y una camiseta.
Ya no me maquillo tanto.

Me volví práctica. Las zapatillas son mis amigas. Estoy siempre lista para salir corriendo, para cargar equipo, para trabajar.
Me volví práctica. Me volví cómoda. Me volví menos llamativa. Me volví menos provocadora.
Me volví más adulta.

5 comentarios:

  1. Me parece bien que tras el paso de los años valores más otras cosas por encima de ir siempre arreglada y provocadora (de hecho me parece una decisión tremendamente acertada) pero pensar en estar siempre lista para salir corriendo cuando te vas a vestir me parece muy de nenazas, por lo menos no lo digas xDDDD

    ResponderEliminar
  2. XDDDDDDDDD
    No lo decía en ese aspecto. Estoy lista para correr tras autobuses, escapar si alguien me persigue, correr si llego tarde, subir las escaleras corriendo...

    ResponderEliminar
  3. Saber que todo lo que necesitas para echar a correr está en tu mochila mola. Mola pero mucho :)

    ResponderEliminar
  4. Ojalá todo lo que necesitase para echar a correr estuviese en mi mochila.
    Ahora mismo sólo puedo correr trechos cortos. Estoy demasiado atada a todo.

    ResponderEliminar
  5. Yo aún diría más: es que no necesitas mochila.

    ResponderEliminar