22.9.09

Documento Nacional de Identidad.

Renovar el DNI me hace sentir... vieja.

De la primera vez que me hice el DNI español no recuerdo mucho. Salvo que fue en Zafra.
Pero claro, de mis primeros días en España no recuerdo mucho.
Recuerdo el olor que había en mi casa nueva, el frío que hacía en la mayoría de las habitaciones porque mi papá las mantuvo cerradas hasta que llegamos, cómo iba cada muy poco tiempo a la habitación de mi hermano para sentirme menos sola y porque mi hermano tenía más muebles que yo y todo parecía menos vacío. Recuerdo ver a un chico muy lindo en mis únicas salidas al exterior (al cyber o al supermercado) y que después resultó ser Rodri, recuerdo leer las mismas cuatro revistas con la programación de la televisión una y otra vez, y escuchar la radio rosa pequeñita toda la tarde en la única emisora que se escuchaba bien porque no teníamos televisor. Ni armario ni ropa ni libros ni nada. Durante un mes viví como en una nube, sólo con lo que llevaba en la maleta.

Hoy, cuando renové el DNI, venía de pasar la noche con mis amigas. Fui caminando por Badajoz como si lo conociera, porque de hecho lo hago. En estos casi cinco años logré construirme una casa, una casa rodante que llevo conmigo a cualquier punta del país.
Y eso es lo que me pregunto. Dónde renovaré mi DNI dentro de cinco años.
Cuando tenga 27.

3 comentarios:

  1. ¿Pero no es bonito ver que ya te has hecho con un nuevo hogar? ¡Has ganado uno nuevo, además del que tenías! :-)

    ResponderEliminar
  2. YO llevo unos cuantos hogares....se gana y se pierde...

    ResponderEliminar
  3. Creo que la gente me malinterpreta.
    No estoy triste por lo que perdí, sino pensando en cuál puede ser mi futuro de ahora en más.

    ResponderEliminar