31.8.09

Now what?

Coruña nos regaló un último amanecer soleado.
Mañana despierto. Hoy lloro y beso.
Y mientras tanto no sé muy bien qué sentir.
Descubrí que somos compatibles en más cosas de las que creía. Pero también que no sentimos lo mismo el uno por el otro. Descubrí que soporta mis cambios de humor. Pero que yo también tengo cosas que soportar.
Me gusta ser parte de su vida. Me gusta su ciudad, sus amigos. Me gusta dormirme junto a él y despertarme junto a él. Me gusta que me sonría con los ojos. Me gusta que me regale besos todo el tiempo, y que le moleste tener sueño. Me gusta cuidarlo cuando está enfermo, y me gusta que me lo agradezca después.
Me gusta que me digan que está más relajado cuando estoy yo.
Me gusta sentir que todo en mi interior se calma cuando él está cerca.

But nothing lasts forever.

2 comentarios:

  1. Como dice mi madre:
    ¡Que no de qué!

    ResponderEliminar
  2. A partir del 20 me tienes en Sevilla a tu disposición y a la del café que te debo. Así te presento a Champagne, el conejo que me voy a comprar para que viva conmigo.

    ResponderEliminar